☆ La venganza de las cajas â Download by ↠´ Victor Almazán Un libro divertid simo, ir nico, de esos que cuando lo empiezas no puedes parar de leer, con un par de protagonistas entra ables y un malo de libro tan bien definido que parece real o quiz lo es Cuando Eva Sale De Su Primera Clase En La Universidad, Encuentra Seis Llamadas Perdidas De Porto, Su Compa Ero De Piso Ella Acaba De Llegar A Madrid Para Estudiar, Conocer Gente Y Sacar Partido De La Gran Ciudad L Es Un Anciano Cascarrabias Obsesionado Con La Tele Preocupada, Eva Vuelve A Casa Para Asegurarse De Que El Hombre Est Bien Pero L La Espera Sentado Tan Tranquilo En El Sof Y Le Dice Que Han Intentado Matarle En Realidad, Que El Mism Simo Jos Luis De Morterone, Gran Magnate De Las Comunicaciones, Quiere Deshacerse De L Porque No Deja Que Manipulen Su Aud Metro, El Aparato Para Registrar Las Audiencias Televisivas Qui N Se Creer A Un Cuento Como Este Eva, Seguro Que No A Ella Nunca Le Han Gustado Ni Las Bromas Pesadas Ni Las Historias Polic Acas, No Se Las Acaba De Creer Eva viaja desde su Galicia natal hasta Madrid para estudiar Comunicaci n Social All vivir con Porto, un anciano pegado constantemente a su televisor y a lo que l considera lo m s importante el aud metro que mide la audiencia televisiva Eva descubre al poco de llegar que Porto no s lo es un viejo con mala leche, sino que tambi n est chiflado el anciano jura y perjura que Morterone, due o de una cadena de televisi n, quiere adue arse de su aud metro para poder controlar la audiencia y que los programas que l produce sean m s conocidos.
Simplificando, La venganza de las cajas re ne a un anciano cascarrabias que parece necesitar un amigo aparte de su aud metro y que asegura que quieren matarle una protagonista que sin comerlo ni beberlo se ve envuelta en una trama que va desde los m s bajos fondos hasta la exquisitez de las altas esferas, y un ayudante que har de contrapunto gracioso en el grupo Todo ello, unido a un villano estereot pico, hace que nos encontremos ante una novela que, aunque no aporta nada nuevo, nos har disfrutar de un rato divertido.
S guenos en Un libro divertid simo, ir nico, de esos que cuando lo empiezas no puedes parar de leer, con un par de protagonistas entra ables y un malo de libro tan bien definido que parece real o quiz lo es